CARAVANA: MOVILIZACIÓN PACÍFICA DEL MOVIMIENTO RÍOS VIVOS ANTIOQUIA

*

Durante los días 8 y 9 septiembre del presente año, el Movimiento Ríos Vivos Antioquia junto con las comunidades afectadas por la creciente del Río Cauca se movilizaron en Ituango, Antioquia, con el fin de visibilizar su compleja situación, y de compartir sus preocupaciones y propuestas, a propósito del desastre ambiental, económico, cultural, político y social producido por el mega proyecto Hidroituango. El eje central de la movilización fue la defensa del ambiente, el territorio y la denuncia por el uso de combustibles fósiles en el marco del día mundial contra el cambio climático.

En las horas de la mañana del 8 de septiembre, varios uniformados de la Policía Nacional retuvieron temporalmente la Caravana de Jornadas de Movilización Pacífica del Movimiento Ríos Vivos Antioquia. Los diferentes contratiempos, el hostigamiento y la persecución de fuerza pública retrasaron la agenda de la movilización.

Durante la retención hubo toma irregular de datos personales de algunas personas por parte de miembros activos de la Policía Nacional, quienes se negaron a identificarse con sus números visibles, y tampoco suministraron la información de los nombres y apellidos de los comandantes encargados del operativo, como está establecido en los protocolos.

De la misma manera, realizaron requisas como si se trataran de delincuentes y no de personas que reclaman sus derechos tras ser vulnerados por la toma de decisiones irresponsables de empresarios y políticos, quienes bajo la idea del progreso y desarrollo, solo han procurado el incremento de sus privilegios e intereses económicos y políticos, amparados por Empresas Públicas de Medellín (EPM) y por todos sus aliados nacionales e internacionales.

Campesinos, barequeros y pescadores afectados se tomaron las calles de Ituango, gritando arengas como: “Rios para la vida, no para la muerte”, “Agua sí, petróleo no”, “yo tenía mi tierrita y EPM me la quita”, entre otras. A pesar de las vulneraciones de la fuerza pública y su uso de poder coercitivo, la población de Ituango les exigió al gobernador y al gobierno nacional el respeto y el cumplimiento de las exigencias colectivas.

El  9 de septiembre, la caravana salió del municipio de Ituango en las horas de la mañana pues se conocía información que afirmaba que desde la alcaldía municipal se tenía una orden de desalojo por parte de las autoridades a todas las personas que se encontraran en el coliseo municipal, lugar destinado para ser el punto de encuentro de la manifestación pacifica. Camino al municipio de San Andrés ( Antioquia) la caravana fue retrasada nuevamente por la empresa EPM y la fuerza pública impidiendo el paso a la altura de un lugar llamado El Bombillo, allí la caravana estuvo detenida por más de 8 horas, impidiendo nuevamente que la agenda programada por el Movimiento Ríos Vivos se llevara a cabo con normalidad.

Los habitantes de Puerto Valdivia, Tarazá, Cáceres y Caucasia, una de las regiones más afectadas, exigen a EPM la verdad sobre las afectaciones que esta empresa está causando en sus territorios. Las gentes de la región del Bajo Cauca viven en una zozobra constante por la amenaza que representa la hidroeléctrica, por el abuso de la fuerza pública y, por ello, exigen el desmantelamiento de esta represa y la reparación a las víctimas.

Mauricio Mejía Múñoz: Fotógrafo. Comunicador popular. Colectivo Don Jumento