COMUNICADO PÚBLICO DE LA ASOCIACIÓN COLOMBIANA DE HISTORIADORES

Don Jumento comparte el comunicado público de la Asociación Colombiana de Historiadores, a propósito del nombramiento del director del Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH), pues consideramos que las reflexiones aquí presentes son pertinentes para el debate nacional. Publicamos estas palabras con el propósito firme de contribuir a la difusión y visibilización de su mensaje.

Comunicado público de la Asociación Colombiana de Historiadores sobre el nombramiento del director del Centro Nacional de Memoria Histórica, CNMH.

El gremio que congrega a los historiadores profesionales de Colombia manifiesta ante la opinión pública su postura frente al nombramiento del director del Centro Nacional de Memoria Histórica.

En virtud de la Ley 1448 de 2011, el Estado colombiano debe garantizar la reconstrucción de la memoria de las víctimas del conflicto armado interno como estrategia política y simbólica de reparación y no repetición (Artículos 141, 142, 143, 144, l45, 146, 147 y 148). En consecuencia, la Asociación Colombiana de Historiadores considera que, para garantizar el estricto cumplimiento de la le y, la dirección de una institución pública como el CNMH debe recaer en un profesional de la historia que garantice una mirada histórica amplia que propenda por la imparcialidad frente a todos los actores del conflicto, y que evítese imponga una sola versión hegemónica del conflicto. Los sesgos de esta naturaleza son tan peligrosos que la propia historia evidencia la catástrofe a la que han conducido a algunas sociedades que utilizaron la memoria histórica con un fin político. Trabajos divulgativos como el de David Rieff (2012) así lo demuestran.

En este sentido, la ACH manifiesta su insatisfacción con los nombramientos que el gobierno nacional ha hecho para la dirección del CNMH. Por cierto, es contradictorio que un historiador identificado con la corriente negacionista del conflicto pueda dirigir una institución que nació del reconocimiento del mismo. En este sentido, la ACH propone que estos nombramientos deberían hacerse por medio de un mecanismo diferente como, por ejemplo, el propuesto por el director de Dejusticia, doctor Rodrigo Uprimny, quien sugiere que sean las universidades acreditadas del país las que diseñen una terna de candidatos dentro de la cual el gobierno nacional elija al director del CNMH.

Así mismo, la ACH considera que el CNMH ha cumplido hasta el momento de manera acertada con el proceso de esclarecimiento de los hechos que dieron pie a un conflicto armado que se ha extendido por más de setenta años. Por esta razón, se debe seguir avanzando en este propósito, siempre con el rigor en el uso de los métodos de la investigación histórica y de las ciencias sociales; se insiste, sin perder de vista el sustento político de la Ley 1448, con la que las víctimas del conflicto son el principal foco de atención.

En estos momentos, la memoria histórica deber ser el alma de la reconciliación nacional y, por lo tanto, invitamos a la sociedad colombiana a estar prestos a impedir cualquier intento de manipulación ideológica o de interpretaciones sesgadas de la historia y la construcción plural de las memorias. En este sentido, la labor del historiador debe estar mediada por la reconstrucción de relatos históricos, justos, plurales e incluyentes.

Asociación Colombiana de Historiadores
20 de febrero de2019